Pedagogía medioambiental
Proyecto internacional. Presentado en Argentina, Miami, Haití, República Dominicana, Paraguay, Costa Rica y Nicaragua con el apoyo de AECID
Disponible para contratación

Página web

 

 

Para avanzar hay que volverse hacia dentro
P.P. Pasolini

01. ¿QUÉ ES EL MUNDO ESTÁ BIEN HECHO?
Es un tipo de acción cultural que se puede definir como novedosa y al mismo tiempo “híbrida”. Se sitúa en un marco de sensibilización medioambiental, a partir de una intervención educativa, dirigida sobre todo a un público de niños y jóvenes. Se utilizan herramientas culturales que apelan a un sentir y a una sensibilidad universal para la narración y la poesía, la simbolización y la metáfora del cuento, así como instrumentos multimediales y la utilización de lenguajes y códigos de representación diferentes.
Los contenidos abarcados pretenden explorar las relaciones y las dependencias mutuas entre el individuo y su entorno medioambiental (que es al mismo tiempo social y cultural), vehiculándolos a través de la escenificación, con actores que dramatizan y plantean una simbiosis entre entretenimiento e interacción con el público.
Sin perder el rigor científico de las nociones de educación ambiental, se trata de atraer a los espectadores desde el disfrute del espectáculo. Para ello, se emplea un lenguaje cercano, una puesta en escena teatral que no excluye el humor ni la crítica y, sobre todo, unos códigos de comunicación atractivos.
En el espectáculo se proyectan vídeos de producción propia y el recital es ilustrado continuamente con imágenes y sonidos. Una sencilla escenografía y un atrezzo vistoso apoyan la visualización de la dramatización y la referencia a los argumentos tratados a lo largo de la función. Por último, el guión alterna ritmos pausados (exposiciones didácticas, recitales, explicación de poemas) con ritmos frenéticos, cercanos al tempo televisivo (dramatizaciones, diálogos rápidos entre actores).
El público es iniciado en el mundo de la intervención con su entorno mediante la creación y el juego poéticos a través de varios “minitalleres”, repartidos a lo largo de la representación, donde se experimenta la creación pasando por la composición poética, la fabricación de juguetes u otros objetos con desperdicios, el cambio de perspectiva del uso de objeto de la vida cotidiana hacia un viaje por el ciclo de vida de los mismos. Se trata de juegos sencillos, pensados para una amplia audiencia, que aspiran a despertar la curiosidad y a forjar la interacción entre actores y público.

02. ¿POR QUÉ EL MUNDO ESTÁ BIEN HECHO y NATURALMENTES?
Como su nombre indica, el evento que presentamos pretende unir dos conceptos fundamentales para el desarrollo de la creatividad y para el enriquecimiento intelectual y emocional: naturaleza y cultura, cuerpo y alma, emoción y racionalidad, poesía y compromiso social. Se trata de conceptos que tradicionalmente se han enfrentado y que muchas veces se han opuesto el uno al otro, conceptos que para nosotros representan las dos caras de la misma moneda, dos facetas indisociables de la relación que une al individuo con su entorno, natural, social y cultural.
NATURALMENTES nace como equipo para realizar una actividad cultural pensada para los países en vías de desarrollo, dónde se experimentan una cercanía y un contacto con la naturaleza muy profundos, pero quizás tan obvios que se ha perdido la valoración de la misma, en virtud de una admiración hacia todo lo que falsamente se considera “moderno” y “mejor” en cuanto proveniente de países desarrollados. Con las consecuencias muchas veces desastrosas para el sistema económico, social y cultural, que la alteración del equilibrio ambiental trae consigo.
La idea es entonces resaltar, a través de la escenificación y de las sugerencias poéticas, los vínculos que los individuos experimentan con su entorno, con el objetivo de estimular la imaginación y sugerir el reconocimiento de su identidad cultural a partir de lo que les rodea, y al mismo tiempo, otorgarles la posibilidad de expresarse bajo las diferentes expresiones creativas: poesías, cuentos, vídeos, fotografías etc. Al mismo tiempo, nuestra propuesta persigue, a través del entretenimiento, la enseñanza de los conceptos básicos de educación ambiental, de proporcionar datos e informaciones de forma divertida, de invitar a la reflexión y a la autocrítica.

03. ¿DE QUÉ TRATA EL MUNDO ESTÁ BIEN HECHO?
La vida no es ni muchísimo menos como montar en bici. La vida se olvida. La vida corre el peligro de quedarse almacenada en un estante de nuestra inconsciencia, en el cajón de las obviedades, entre las páginas de un álbum de fotos que nadie se molesta en volver a ver. La vida tiende a olvidarse y uno no la recuerda hasta que desaparece.
La siguiente historia es la historia de dos hombres que se han caído de la bici, que han dejado de pedalear por un tiempo y ya no saben cómo seguir haciéndolo, que han olvidado lo más básico. Es una historia sobre el comienzo del final, que es normalmente cuando uno empieza a darse cuenta de las cosas. El público no dejará de percibir esta estúpida contradicción, como percibe la idiotez de ducharse cuando no queda agua, o descubre que el amor no sirve si no hay besos. A veces, sólo a veces, uno empieza a darse cuenta de la vida antes de que ésta desaparezca. Ese simple gesto lleva al individuo, concretamente a nuestros dos hombres, a sentir que no hay lugar en el mundo al que no puedan llegar sobre dos ruedas, esto es, que no hay vida y naturaleza que no merezca ser continuamente recordada, experimentada y respetada.
El mundo está bien hecho trata de avivar un incendio: el que en la actualidad está quemándonos los ojos, destruyendo un espacio y un tiempo que no nos pertenece si le damos la espalda. A través de la dramatización, el empleo de recursos audiovisuales y la interacción con el público, Fabio de la Flor y Gonzalo Escarpa, plantean un génesis inverso en el que siete días son suficientes para despojarlos de todo lo que les acompaña en su querida civilización. Siete días para acontecer a un mundo que se apaga, a una naturaleza que se eclipsa. El espectáculo alerta sobre el punto de inflexión alcanzado por el hombre con respecto al medio ambiente, un punto de no retorno donde todo está condenado a extinguirse. Invitar a la reflexión desde el análisis de diferentes problemáticas, acusar recibo de los daños causados, explorar la herida abierta en nuestro ecosistema e intentar suturarla con diez puntos de inteligencia y humor. Los ardides para concienciar serán múltiples y variados, tan desgarradores y explícitos como el mismo problema al que nos enfrentamos.
El mundo es solamente un escenario. De nosotros depende que la obra tenga sentido, avance, o se detenga para siempre.

04. EL EQUIPO
NATURALMENTES nace y se desarrolla en el marco de un programa de actividades más amplio, ideado y organizado por Marina Mantini. El programa persigue un objetivo tan prioritario como necesario en el escenario actual: introducir la problemática ambiental en la programación cultural. En el caso de esta primera versión original de EL MUNDO ESTÁ BIEN HECHO, se ha tratado de unir unas líneas estratégicas de programación para países en vías de desarrollo con una acción-espectáculo con fines educativos, desde una idea del poeta, actor y muchas cosas más Gonzalo Escarpa. A quieen se ha unido de inmediato Fabio R. de la Flor, también escritor, poeta, actor y muchas cosas más.
Gonzalo Escarpa y Fabio de la Flor han escrito y representado EL MUNDO ESTÁ BIEN HECHO, mientras Marina Mantini ha ideado, escuchado, supervisado y organizado el evento. Posteriormente se han sumado al proyecto la actriz Florencia Saraví y el activista cultural Nacho Fernández.

05. Ficha técnica

Duración: 1 espectáculo de 60-100 min de sensibilización poético-medioambiental + minitalleres.

Personal artístico: 2 actores.
Destinatarios: alumnos de secundaria y público en general.

Requisitos técnicos y área de trabajo:
Frente de 6 m., fondo de 4 m., alto de 2,6 m. (mínimo).

-Videoproyector.
-Proyección sobre pared o tela (mínimo 2,5 x 2,5 m.)
-Equipo de amplificación y microfonía inalámbrica.
-Reproductor de cd, 2 micrófonos, mesa de sonido (mínimo 4 canales). -No es necesaria una iluminación especial.
-Aforo: máximo 200 personas.
-Tiempo de montaje: 15 min. (la mayoría se realiza una vez comenzada la obra). Desmontaje: 20 min.

Personal técnico: 2 personas.